Cubieboard, primera impresión 3

Ya hemos podido probar en DIVERTEKA la tarjeta Cubieboard comentada en nuestro blog anteriormente. La primera impresión es favorable, aunque si hacemos alguna que otra comparación (y ya sabemos que las comparaciones son odiosas), le queda aún un largo camino que recorrer para llegar al éxito de la Raspberry Pi. De todas formas conviene comentar que Cubie y Raspi pertenecen a segmentos de uso totalmente diferentes.

El único nexo de unión entre la Cubieboard y la Raspberry Pi sería la arquitectura basada en ARM que comparten, aunque con micros de diferente potencia. La placa pertenece a la desarrolladora de origen chino Allwinner Technology, y que ya implementa varios de sus modelos en tabletas de amplia difusión. El modelo incorporado en la Cubieboard responde a la denominación Allwinner A10, y entre cuyas principales características tenemos:

– Proceso de vídeo

Decodificación de vídeo HD (Super HD 2160P/3D Film)
Soporte para VP8, AVS, H.264 MVC, VC-1, MPEG-1/2/4
Codificación de vídeo HD (H.264 High Profile)

– Unidad de procesado digital

Canales múltiples en HD
HDMI incorporado
YPbPr, CVBS, VGA
Interfases LCD: CPU, RGB, LVDS (hasta 1080P HDTV)

– Memoria

DDR2/DDR3 SDRAM, 32-bit
SLC/MLC/TLC/DDR NAND

– Conectividad

USB 2.0
CSI, TS
SD Card 3.0
Ethernet 10/100
bus CAN, Interfaz SATA 2.0
Inrterfases I²C, SPDIF y audio AC97
PS2, SPI , TWI y UART (TTL)

– Almacenamiento y arranque

FLASH NAND
FLASH SPI NOR
Tarjeta microSD
USB
SATA

– Un vistazo rápido a la Cubieboard –

La tarjeta que hemos evaluado incluye una carcasa “simple” (en la denominación del fabricante), pero que cumple a la perfección su misión, es decir: aislar los contactos de la placa ante cualquier posible contacto que suponga un cortocircuito y que pudiera dañar la placa de forma inmedita. Además de esta función hemos de indicar que la Cubieboard aparece mucho más “elegante” con su carcasa de metacrilato.

La lectora de tarjetas (microSD) resulta especialmente interesante, ya que la tarjeta a utilizar queda “perfectamente” embutida en la zona de placa.

La carcasa incorpora los “vaciados” adecuados para el conexionado de los dispositivos previstos: USB, Red, alimentación, SATA (datos & alimentación), pero no así para un posible conexionado futuro de hardware adicional en los pines que incorpora a tal efecto.

– Primer arranque –

La tarjeta Cubieboard lleva (normalmente) un software (imagen) preinstalado en su memoria NAND para que, nada más alimentarla, este arranque por defecto. En algunas versiones antiguas el software incorporado se limitaba a un pequeño script – una imagen de test – donde se verificaban los dispositivos hardware, esto es: el receptor IR, la conexión Ethernet, la conexión SATA, etc. En este caso, al conectar la Cubieboard al monitor (vía HDMI) se nos mostraba una pantalla que quedaba a la espera de recibir un pulso vía IR (cualquier mando a distancia moderno de tipo infrarrojo puede valer) y, a renglón seguido se auto ejecuta la secuencia de chequeo de hardware. Al finalizar dicho chequeo se muestra un pequeño vídeo de prueba.

En las versiones más modernas, la Cubieboard incorpora ya un software Android 4.0 totalmente operativo.

Tan solo hemos de conectar la Cubieboard al monitor, conectarle un teclado y ratón vía USB y energizarla. Por cierto, la tarjeta puede alimentarse bien a través del conector tipo jack incorporado o bien vía el conector mini-USB, pero como quiera que el consumo de la misma es algo elevado, lo que aconsejamos encarecidamente es utilizar el cable suministrado (jack a USB) y conectarlo a un alimentador de tipo USB (5 V) y capaz de entregar al menos una corriente de 750 a 1000 mA.; lo mejor sería 1 A.

Si todo está correcto, podremos disfrutar ya de nuestra nueva tarjeta Cubie corriendo Android en nuestro monitor o TV.

Cuidado con el conector central UART-TTL (tipo USB) –

Uno de los periféricos susceptibles de ser conectados a la tarjeta es un adaptador tipo USB que se conecta en los 4 pines que la Cubie tiene al efecto en su zona central. ¡¡ Cuidado !!

Cubie_03b

Esta interfaz está prevista para acceder – vía terminal –  a la zona NAND de la Cubieboard (necesita el driver adecuado), pero a la espera de más información por parte del fabricante, lo que si podemos desaconsejar es conectar estos pines UART a cualquier toma de tipo USB; el cable para hacerlo suele venir incluido “según tipo de pedido” . El propio fabricante indica el “posible” peligro de hacerlo. Esto se debe a la incompatibilidad de niveles de tensión entre estos pines internos (TTL 3,3 V.) y cualquier toma clásica USB (5 V.). La solución aportada para su utilización pasa por conectar los cables de masa y datos ( usando la nomenclatura “serial” ) pero nunca el cable de +5V.

– En caso de problemas –

Lo normal es que nuestra Cubie venga precargada y lista para operar pero, sea porque queremos experimentar, o bien porque nuestra tarjeta se ha bloqueado (esto puede ocurrir bastante fácilmente si intentamos arrancar desde la tarjeta microSD con la imagen equivocada), debemos contemplar la opción de recargar la imagen Android en la memoria nand de la Cubie.

Este proceso no es en esencia muy complejo, pero si que precisa de ciertos “trucos” que no están demasiado bien documentados ….

Así que vamos a comentar los pasos a seguir para cargar una imagen en la Cubieboard. Estos son:

(1) – Descargar la imagen… ¡ lógico !
(2) – Instalar el programa de carga.
(3) – Instalar el “driver” adecuado.
(4) – Cargar la imagen en la Cubieboard.
(5) – Reiniciar el sistema.

Paso (1)

Para la descarga de la imagen (hay varias disponibles) accedemos a la sección de descargas de la Web del proyecto Cubieboard. La imagen recomendada suele ser la mejor opción. ¡Cuidado! la opción 2 es la mini-imagen de test comentada anteriormente.

Paso (2)

Descargamos el programa (LiveSuit) adecuado para realizar el “flasheo” (carga) de la imagen en la tarjeta Cubie. Es importante comentar que – en principio – esta versión es utilizable bajo Windows 32 bits. En caso de usarla bajo Windows 64 y tener algún tipo de problema será aconsejable intentarlo con la opción de 32 bits. Hay otras opciones (Linux), pero aquí vamos a comentar solo la versión Windows. Instalamos el programa, el cual se auto-descomprimirá en la carpeta que le hayamos asignado.

Paso (3)

Para instalar el “driver” adecuado hemos de conectar la Cubieboard al PC donde hayamos instalado LiveSuit, pero posiblemente no se nos pida “driver” alguno y el sistema no se enterará de que le hemos conectado un dispositivo USB salvo que ejecutemos el modo FEL.

Para ello – antes de conectar la toma miniUSB a la tarjeta Cubie – hemos de pulsar el pulsador – valga la redundancia – situado justo debajo del citado conector, realizamos entonces la conexión al PC y – en cuanto se active la tarjeta – soltamos el pulsador. Puede resultar un poco “rebuscado” al principio, pero es la forma de entrar en el modo especial (FEL) de trabajo de la Cubie. Conviene que nos familiarizemos con este método ya que tendremos que usarlo a menudo 😉

Una vez que el PC detecte el dispositivo se nos pedirán el “driver” correspondiente… ¡que no cunda el pánico! … le decimos a nuestro ordenador que vamos a buscarlo manualmente, y nos dirigimos a la carpeta UsbDriver que estará situada dentro de donde hayamos instalado el programa LiveSuit.

Cuando el “driver” se instale (con la tarjeta aún conectada) podremos comprobar su existencia en el Administrador de dispositivos de Windows tal y como vemos aquí.

Bueno, ya tenemos instalado el “driver”…

Paso (4)

La carga de la imagen de la Cubieboard también requiere un cierto “proceso especial” que ahora comentamos… conviene seguirlo extrictamente.

Suponemos que ya tenemos la imagen a cargar bajada desde la página y situada en una carpeta de nuestra elección y, además, el driver se ha descargado correctamente. Lo que tenemos que hacer ahora es:

LiveSuit usa iconografía de BeOs… ¡ que tiempos !

– Desconectamos totalmente la Cubie del PC
– Arrancamos el programa LiveSuit
– Conectamos la Cubie y… esperamos
– Aparecerá una ventana preguntando dos opciones.
– Seleccionamos la preferida (en nuestro caso “No”).
– Esperamos que se cargue el sistema en memoria NAND.

Paso (5)

Ahora todo lo que tenemos que hacer es desconectar la tarjeta del PC, reconectarla de nuevo al monitor, teclado, etc. y re-arrancar (alimentarla).

Y  ¡ a DIVERTirse!

– Otras opciones … Linux –

Además de ejecutar el Android en memoria NAND, los dispositivos Allwinner se caracterizan por poder ejecutar versiones del sistema operativo Linux arrancando desde la tarjeta microSD.

Más adelante comentaremos esta interesante opción …

3 thoughts on “Cubieboard, primera impresión

  1. Reply Isaac Chavarría Abr 12, 2013 4:38 pm

    Hola¡¡¡ solo comentar que es preferible que el alimentador sea de 2 amperios. Se suele mencionar que el cargador de PSP de sony es el ideal.
    De otra forma cubieboard NO funcionará bien cuando, por ejemplo, se utilice un HDD sata o el HDMI.

    Como bien dices, está todo un poco verde.

  2. Reply Alejandro M. May 3, 2013 4:57 pm

    los pins en el centro de la cubieboard son ttl uart 3.3V, NO USB. usualmente se conecta a una adaptador uart/usb para conectarlo al USB de un ordenador y tener acceso a la consola. en ese caso hay que conectar Tx/Rx/Gnd al adaptador uart/usb, ignorar completamente el pin vcc, y el otro extremo a un usb host del ordenador desde donde te quieres conectar a la consola serial.

Leave a Reply

  

  

  

  Bitcoin Currency Converter
Amount of BTC to convert
To currency:
1BTC =